Se encuentra usted aquí

Block title
Block content

¿Qué papel jugarán los príncipes Jorge y Carlota?

El palacio de Kensington ha revelado que los dos hijos mayores de los duques de Cambridge ejercerán de paje y dama de honor.

REDACCIÓN

Quedan solo tres días para que se celebre finalmente la boda más esperada del año en el seno de la crónica social británica, la que unirá en matrimonio al que en su momento fuera el nieto más díscolo de la reina Isabel II, el príncipe Enrique, y a la exactriz Meghan Markle.

Y aunque en los últimos días parte de la atención mediática sobre tan regio evento ha terminado recayendo para desgracia de la familia real en la posibilidad de que el padre de la novia no vaya a acudir a tan importante cita, el palacio de Kensington ha optado por no alterar en exceso su agenda informativa y, en lugar de despejar dudas al respecto, ahora ha preferido hacer público el papel que jugarán, entre otros, los sobrinos más famosos de Enrique en la ceremonia.

LEA TAMBIÉN: Decepcionada de la justicia

Como se desprende de un nuevo comunicado emitido por la residencia oficial de los hijos del príncipe Carlos, los príncipes Jorge y Carlota hijos mayores de Guillermo y Catalina de Cambridge ejercerán respectivamente de paje y dama de honor, una responsabilidad que compartirán con otros retoños muy significativos para los novios: las ahijadas de Enrique, Florence van Cutsem y Zalie Warren, las ahijadas de Meghan, Remi y Rylan Litt, así como Ivy Mulroney, la hija de la mejor amiga de la novia, Jessica Mulroney, completarán la lista de damas de honor.

Publicidad

LEA TAMBIÉN: La nueva ‘Villana’

Por su parte, Jorge se verá acompañado por los otros dos hijos de Jessica, Brian y John, y por el otro ahijado de Enrique, Jasper Dyer, en el grupo de pajes. A lo largo de los dos últimos meses, y con la notable excepción del asunto que concierne a Thomas Markle, la casa real ha ido resolviendo de forma progresiva pero constante muchas de las incógnitas más relevantes sobre el enlace de Enrique y Meghan, como los planes previstos para propiciar el primer encuentro entre las dos familias, o incluso el horario de actividades del gran día que se avecina en la localidad de Windsor.

Para culminar de alguna forma el proceso, Isabel II y el príncipe consorte, Felipe de Edimburgo, emitieron la tradicional 'Acta de Consentimiento' que certifica oficialmente la aprobación de la soberana a las nupcias de su nieto: un documento que recuerda inevitablemente a los comunicados reales de la Edad Media, pero que también contó con una versión digital plasmada en la cuenta de Twitter del palacio de Buckingham.

.

Block title
Block content
Block title
Block title
Block content
Block title