Se encuentra usted aquí

Block title
Block content
Block title
Block content

‘Sal que voy a terminar con ustedes, nadie se va a quedar vivo’

La disputa por una casa heredada en Barreta, La Pintada, por poco termina con un desenlace fatal, a una mujer le cortaron la mano izquierda con un machete.

En esta residencia fue donde se llevó a cabo la agresión, dentro del área de la cocina. Foto: Cortesía

Por: Jean Carlos Díaz/Crítica -

La disputa por una herencia familiar casi termina en tragedia, entre unas primas-hermanas, en la comunidad de Barreta, corregimiento El Palmar, distrito de Olá, en la provincia de Coclé.

El pasado jueves 9, “la sangre llamó sangre”, pues Marcis Vega Flor se mantenía en la vivienda que le había heredado su madre, cuando presuntamente su prima hermana llegó junto a su hijo menor de edad a agredir físicamente a su hija.

En medio del incidente salió a relucir un arma blanca (machete) con el que presuntamente le cortaron la mano izquierda a Kenia Yasel Luque Vega, de 30 años. También le causaron una herida considerable a la altura del hombro en el brazo derecho.

Puede Leer: Lo pescan con 30 paquetes de droga
 
¿Qué pasó?

Marcis y su hija residen en la ciudad capital, pero allá tienen una residencia que su madre le dejó al fallecer. En consenso entre sus dos hermanas y ella, acordaron que se quedaría con la casa (Marcis) y el terreno, el cual está siendo utilizado para la siembra de productos agrícolas.

A su prima hermana, no le agrada tal idea, pues en diversas ocasiones habían tenido algunos encontrones, no pasaba de la agresión verbal, hasta hace poco, dijo Marcis.

En horas de la tarde del jueves, Vega vio correr a unos pollos por el patio de tierra, mientras estaban recostadas; ella, su hija y su nieta de un año y medio, en dos hamacas que hay en la terraza de la casa de campo, en ese momento venía su prima hermana y su hijo menor de edad.

Aquel día su hija llegó a buscarla para llevarla al hospital, a eso de las 2:30 p.m., pero antes se puso a cocinar.

Leer También: Jurado de conciencia declara culpable a sujeto por homicidio

La comida estaba siendo preparada en un fogón, cuando derrepente aparecieron la prima hermana de Marcis, junto a su hijo, con un machete en mano.

Vega Flor estaba mal herida, desde el pasado sábado 6, ya que había sido agredida por su familiar, la golpeó con una piedra en la cabeza. Requirió hacerse unos exámenes de Rayos X. A eso se le sumó que es una persona hipertensa, y ya tenía un principio de derrame.

Por ello, había estado internada por un mes en sala 25 del Hospital Santo Tomás.

 
Querían hacerle daño a una infante

“Se metieron con la bebé, ella tiene una bebé de un año y medio (su hija), decía también te la mato, a ti también te mato, sal. Pero yo me fui huyendo para el cuarto y cerré la puerta”, contó la mujer en medio del llanto de tristeza y desesperación.

“Me planeaba la puerta, me decía sal que voy a terminar con ustedes, nadie se va a quedar vivo, yo decía por favor Ludy no nos hagas daño, yo nunca te he hecho daño, por favor no me hagas nada”, contó.

Su prima le respondía: “yo las voy a matar, les voy a hacer la vida de cuadritos”. Una vez lograron su objetivo, comenzaron a reírse e insistían en que ni una lograría escaparse, señaló Marcis.

Podría Ver: Camión que transportaba contenedor se volcó en Colón 
 
Fueron cinco agresiones, todas en el mismo lugar

Acudió ante un juez de paz y expuso la situación, pero no se le dio ninguna boleta de protección ni nada, esperaban a que hubiera una agresión física. Una vez fuera evaluada por un médico forense irían a interponer las respectivas denuncias, pero hubo una nueva agresión.

Antes del 4 de mayo su prima la había agredido verbalmente en tres ocasiones distintas, dentro de la vivienda que trajo la disputa.

De los insultos pasó a golpearla, el día 6 de mayo, según indicó Marcis, quien había ido a Barreta días previos a las elecciones generales del 5 de mayo para contribuir a una candidata a diputada.

Publicidad
Ver También: Desarticulan red dedicada a estafar a empresarios

A las 5:00 p.m., un hombre les brindó el apoyo para trasladar a Kenia al Hospital Aquilino Tejeira en Penonomé, ya que Barreta es una zona de difícil acceso, donde solo transitan vehículos tipo 4x4.

Al llegar al nosocomio la subieron a salón de operaciones para ser intervenida.

Pasada las 1:00 a.m. salió de operaciones, su madre la vio, le habló, pero no le respondía.

Además: Privado de libertad se fuga de La Joya
 
La dejaron sin una mano

Le cortaron la mano izquierda, “la mano se quedó allá en la casa, yo no tuve poder para recogerla”, narró su madre.

En la casa estaba el esposo, su hija, la bebé y ella.

Ya se interpusieron las denuncias correspondientes, se pudo conocer que las autoridades estaban realizando las coordinaciones pertinentes para la aprehensión de los presuntos agresores.

Barreta está de la carretera Interamericana en la vía a El Copé, teniendo una carretera de asfalto hasta Bajo Grande, de ahí en adelante es caminos de tierra.

.

Contenido Premium: 
0
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content