Se encuentra usted aquí

Block title
Block content
Block title
Block content

"No tuvo malicia" y murió en la balacera de Villa Catalina

La joven murió al recibir varios impactos de bala al viajar con personas que aparentemente conoció hace poco

Karolke Fernández

Por: Jorge Luis Barría/ Web -

Los sueños de ser una modelo profesional le fueron arrebatados a Karolke Fernández de 23 años, la noche del pasado lunes 20, mientras viajaba como pasajera en un auto, junto a unos sujetos que hace poco había conocido y por el sector de Villa Catalina en Don Bosco.

La joven, madre de tres hijos, viajaba con personas que no debía, a bordo de un auto del año y sicarios se acercaron al vehículo, realizándole las detonaciones a ella y al conductor, falleciendo Fernández y el chofer quedó gravemente herido.

Karolke era oriunda del interior del país y residía en el área Este de la ciudad capital junto a sus hijos, quienes están siendo tratando psicológicamente por el trauma que pueden sufrir tras la muerte de su madre.

La mujer de los tautajes, como fue catalogada, se preparaba para enparticipar  agosto de un desfile de modelaje y estar en el lugar no indicado con las personas no indicadas le costó, ya que no estará más en un escenario, ni verá a sus hijos crecer.

Desde muy pequeña Karolke estuvo en el mundo del modelaje, hasta ganó un concurso en su niñez, por lo que a medida que fue creciendo se afianzó y su estilo más presentado era la conocida moda “vintage”,  que es modelar ropa antigua.

Entre las veces que modeló para fotografías, lo hizo luciendo sus tatuajes, que más que todo guardaban un significado familiar, nombres de sus hijos, de su madre, su abuelo, otros eran dibujos relacionados a sobrinos y a su hermana.

Publicidad

Karolke era la menor de tres hermanos y la mañana del sábado había ido a comer helado con sus hijos, ese día conversó con su madre, quien le pidió que se cuidara, y ella respondió que lo haría, pero el lunes todo acabó.

Los familiares quienes intentaron comunicarse con ella vía telefónica, no supieron hasta el pasado miércoles por medio de las noticias, que Karolke era la mujer asesinada de varios impactos de bala, a pesar que se había interpuesto una denuncia de desaparición ante el Ministerio Público.

“No tuvo la malicia” fue la frase que dijo una persona allegada a Karolke y que conversó con Crítica, sobre cómo era la joven en su vida diaria, ser sociable o confiada y conversar con los menos indicados le costo su vida. “ fue una víctima” recalcó.

Según esta persona Karolke tenía su carácter pero era tranquila y no conocía a las personas con las que viajaba, ni la familia de ella sabía que se trasportaba con esas personas cuando fue asesinada.

Actualmente Karolke se mantenía a la espera de que una juez de familia le entregara la patria potestad de su hija menor y el día martes, un día después de su muerte, debía comparecer ante un tribunal, donde firmaría los documentos, para quedarse por la ley con la custodia de la menor, pero nunca llegó.

Los familiares dejarán todo en mano de Dios y las autoridades, por lo que han preparado un sepelio privado, donde cremaran el cuerpo de la joven.

Antes de la muerte, Karolke se preparaba para irse a vivir al interior con su mamá, ya que era de padres  separados y allá pasaría con sus tres hijos.

.

Contenido Premium: 
0
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content