Se encuentra usted aquí

Block title
Block content
Block title
Block content

"Ella dijo que nos iba a matar"

La agresora de Kenia y Malfis, era muy querida en la familia, pero producto de pelea de terrenos casi acaba con la vida de quienes la apoyaban desde la ciudad capital.

Por: Jorge Luis Barría/ Web -

El dolor y temor aún siguen latente en la familia de Kenia Luque, mujer que fue agredida por dos familiares el pasado jueves 9 de mayo en la comunidad de Barreta, en Olá, provincia de Coclé.

Malfis Vega, madre de Kenia, habló con Crítica y contó por qué aún temen por sus vidas, porque no saben las reacciones de los otros familiares de Ludys González (agresora) y los de su hijo menor de 16 años.

Los hechos

“Ella era como mi consentida” dijo Malfis haciendo referencia a Ludys, quien era su prima hermana, “Yo siempre me preocupeé por ella y por su hijo”, contó la mujer mientras se encontraba sentada en una mecedora y trataba de contener el llanto.

Publicidad

Pero ese cariño que mostró Malfis hacia Ludys fue mal pagado -como reza el dicho- “cría cuervos y te sacaran los ojos, pero en esta ocasión fue la mano de la hija de Malfis, quien fue agredida por Ludys y su hijo.

"Yo les llevaba cosas que ellos necesitaban allá, me llamaban y todo lo que querían. Sí yo podía, lo llevaba" resaltó Malfis, al expresar que siempre ayudó a su agresora.

El lunes 6 de mayo Ludys agredió primero a la señora Malfis, a quien atacó con piedras en la casa que había heredado de su madre hace tres años, propiedad que dividió con sus tres hermanos, y estaba arreglando junto a su esposo.

Malfis relató que la agresión que ella sufrió fue tan fuerte que la dejó por días en cama, por lo que su esposo optó por llamar a Kenia para que fuera a atenderla y llevársela a la ciudad capital, donde se habían establecido hace años.

Kenia llegó al pueblo y se disponía a llevar a su mamá al hospital, pero como es un área poco transitada, era difícil encontrar un carro, por lo que prefirieron esperar hasta el siguiente día para que la señora recibiera atención en el centro de salud.

En vista que no asistieron, Kenia se disponía a cocinar, y le dio su hija menor a su madre Malfis mientras ella cocinaba, pero de pronto, llegó Ludys y su hijo con un machete en mano e ingresaron a la casa .

"Hoy las mato y a esa niña también” fueron las palabras de la agresora. "Ella dijo que nos iba a matar" relató.

Durante la entrevista, la voz se le quebrantó a medida que contaba lo que sucedió aquel día: “ El muchacho le dio el machete a su madre y fue ahí cuando le cortó la mano a mi hija”

Ludys continuó cortando a Kenia, lo mismo hizo el hijo, por lo que Malfis decidió correr y encerrarse en uno de los cuartos de la casa y gritaba: “Ludys, por qué haces esto” mientras que la agresora insistía en que quería acabar con la vida de ellas.

Kenia quedó moribunda en el piso de la casa, desangrándose, sin su mano y al momento que sus agresores se fueron, Malfis salió y vio a su hija toda sangrada, por lo que la sentaron en una silla y con la ayuda de un vecino que estaba en silla de ruedas le dio la ayuda colocándole unos torniquetes en las extremidades.

A Kenia la lograron trasladar al hospital, donde recibió atención médica oportuna, “ Yo me tiré en el piso dentro del hospital, con mi nieta en brazos y suplicaba que me ayudarán” mencionó Malfis, quien resaltó que recibió muy buena atención y le lograron salvar la vida a su hija.

Afectaciones

Al momento que el equipo de Crítica llegó a la residencia de la familia de Kenia, esta se fue a su cuarto y no quiso hablar de los hechos que la han dejado sin su mano izquierda y otras heridas en su cuerpo producto de los machetazos.

La mujer tenía vendada la mano izquierda, al igual que una cortada en la derecha, aunque no salió, Kenia aceptó que entramos a su cuarto a saludarla y allí sentada en al borde de su cama, junto a dos de sus familiares, era notorio la afectación que tenía, porque su rostro irradiaba tristeza.

La mujer de 30 años, vive sola con sus cuatro hijos, y todos están siendo tratados por psicólogos, incluso la señora Malfis, para tratar de asimilar lo que han pasado y a que deben acostumbrarse de ahora en adelante y es ver a Kenia sin su mano izquierda.

“Pesadilla”

La madre de Kenia dijo sentir pesadilla con su agresora, “en todos lados veo el rostro de ella, no lo puedo olvidar” contó la mujer mientras lloraba, a su vez indicó que hace varias noches ha estado soñando que la seguían para matarla y que caía en un pozo “ Hasta me caí de la cama por el sueño que tuve y el miedo que me dio" resaltó.

“No se me borra de la mente para nada” siguió hablando la madre mientras secaba las lágrimas que salían de sus ojos, “ Mientras tengo visitas estoy tranquila, pero cuando quedo sola con Kenia, todo me viene a la mente” puntualizó.

La madre clama porque las autoridades hagan justicia y que la mujer y su hijo paguen su condena por haberle hecho a su hija, que según Malfis se dio por los problemas de tierra, del cual ella desconoce por qué Ludys se metió, si los terrenos no eran de ellos.

“Esto no se hace, justicia es lo que pido” clamo entre llantos Malfis y terminó diciendo “No soporto esto, he sufrido mucho, no debió pasar”

.

Contenido Premium: 
0
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content