Se encuentra usted aquí

Block title
Block content
Block title
Block content

Crimen pasional en Veraguas

El presunto homicida fue trasladado hacia el hospital regional.

Por: Melquiades Vásquez/ Web -

El asesinato de un hombre a punta de machete, en medio de un confuso hecho sangre, durante el cual otras dos personas resultaron heridas dejó dolor y tristeza entre los residentes de la apartada comunidad de Tolondango, ubicada en el corregimiento de El Potrero, en el distrito de Calobre, en la provincia de Veraguas.

El caso ocurrió a eso de las 6:00 de la tarde de este miércoles, cuando Emilio Vega recibió dos machetazos en la cabeza y parte de la cara, mientras que Merideth Guevara, de 30 años, quien lo acompañaba, también fue golpeada en diversas partes del cuerpo, presuntamente, por quien fue su concubino, el cual fue identificado como Manuel Fernández, de 40 años.

Las investigaciones que adelantan las autoridades de esa región, dan cuenta que durante el episodio de violencia doméstica ocurrido en la comunidad de Tolondango, además del machete también salió a relucir un arma de fuego con la cual se realizaron varias detonaciones.

LEE TAMBIÉN: Hallan muerto a exvice y delator de Odebrecht

Los vecinos y familiares de las víctimas y del victimario llegaron hasta el lugar donde se estaba dando el hecho de sangre para intentar salvarle la vida al Emilio y a Merideth. Una vez allí subieron a ambos heridos a un vehículo 4x4 para trasladarlos hacia el hospital regional de Veraguas, Doctor Luis 'Chicho' Fábrega, pero llegando al distrito cabecera de Calobre, Emilio murió.  Afortunadamente Merideth llegó con vida al cuarto de urgencias.

Testigos aseguran que el presunto agresor aprovechó se darse a la fuga, mientras los agredidos eran evacuados de la escena, pero en horas de la madrugada de este jueves, el sujeto trasladó hasta la casa de unos familiares que también viven en Tolondango, donde se encontraban unas unidades de la policía, quienes lo aprehendieron en ese lugar.

Una vez que el sospechoso fue retenido, tuvo que ser trasladado al centro de salud de Calobre para que recibiera atención médica, ya que también se encontraba herido, y porque supuestamente había ingerido una sustancia venenosa.

El Ministerio Público, a través de la Fiscalía de Homicidio y la Personería Municipal de Calobre, con el apoyo de la Policía Nacional investigan el horrendo crimen que mantiene consternados a los residentes de esa región veragüense.

De acuerdo a Ovidio Gil, subcomisionado de la Policía de Veraguas, se trata de un presunto crimen pasional.

Contenido Premium: 
0
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content