Se encuentra usted aquí

Block title
Block content

Trucos

Por: Milcíades Ortiz Catedrático

Con seriedad el Político tomó una cuchara y golpeó un vaso pidiendo silencio. Esa mañana en el viejo café de Santana varias personas tenían frío. Habían comenzado las lluvias, y algunos se mojaron por no tener nada con qué protegerse. Dijo el Político que esa veda electoral era injusta, porque impedía a los posibles candidatos a elección hacerse conocer por el público. “Por eso les pido a Uds. los de la mesa bochinchosa, que digan ciertos “trucos” para que se haga propaganda política, sin que los multen los del Tribunal Electoral”.

Se alegró el Cholito Mesero, porque pensó que se hablaba de trucos de magia, como si se estuviera en una feria. Señaló el del PRD que los “trucos” más usados por ellos son aparecerse en las cabalgatas que haya en cualquier pueblito del interior. Agregó que también trataban de hablar en todo programa de radio y televisión que se los permitiera, aunque digan tonterías. El Desempleado sugirió que se hiciera política a escondidas, buscándole empleos a los que están fuera de “la papa”. “Cada nuevo empleado y su familia le dará el voto a ese político”, añadió.

Publicidad

El Asimilado (amigo de todos los gobiernos) indicó que había que usar mejores “trucos”. “Ir a donar sangre con familias y amigos le daría buena imagen a los politiqueros”, aclaró. Para el Loco, aparte de andar caminando con zapatillas, se podría limpiar las quebradas y zanjas, evitando las inundaciones de la época lluviosa. “Como este gobierno no lo hace, esa limpieza sería agradecida por la comunidad”. Se metió en la conversación el Cholito Mesero para decir que los políticos fueran a los “pindines” a darse su baño de pueblo.

Recomendó el Universitario algo de mayor nivel cultural. “Si donaran becas para estudiantes pobres, se ganarían el respeto y los votos de muchas personas. Para el Civilista bastaba que los politiqueros aparecieran en mítines de protesta. El Comerciante sugirió que los politiqueros conseguirían votos si se la pasaran recogiendo el plástico que se bota y contamina hasta los mares. No quiso hablar el Comunista (ñángara trasnochado) porque estaba en contra de “esas elecciones burguesas”. Riéndose el Arnulfista exclamó, que por más “trucos” que se usen, ellos volverán a ganar las elecciones. Al Cholito Mesero se le ocurrió una idea genial: “díganle a los politiqueros que si me dan buenas propinas, yo hablaré bien de ellos con todo el mundo”.

.

Block title
Block content
Block title
Block title
Block content
Block title