Se encuentra usted aquí

Block title
Block content
Block title
Block content

Tortugone...

Por: Carlos Christian Sánchez / Columnista -

¿Qué es lo peor en el mundo? Es la soberbia. Creerse más que los demás, pintarse de santurrón y disfrazarse de católico creyente, donando plata al Clero mientras persigue a opositores a su régimen. Gracias a Dios, el domingo 30 de junio acaba este sufrimiento y entra una nueva administración. Por supuesto, para muchos, será un fin de semana de celebraciones.

No soy PRD, pero igual el primero de julio vamos a celebrar. Quienes han sido perseguidos injustamente y fueron víctimas del “Lawfare” mediático, en contubernio con medios como La Prensa, TVN y Medcom, tienen mucho de festejar. Seguramente al día siguiente, largas filas de abogados llegarán a la Avenida Perú, al igual que a las faldas del Cerro Ancón, para proceder legalmente contra los que se autodenominan “impolutos”.

Publicidad
El empresario emprendedor Mayer Mizrachi ha convocado a una concentración en el Parque Urracá, para el 30 de junio. Con el título “Tortugone”, la actividad busca repudiar al peor gobierno de nuestra historia. Para colmos el “repre” del sector, que es ñame, hace todo lo posible por impedir el evento, olvidando que la Constitución Nacional permite a los ciudadanos reunirse libremente, con el propósito de expresar su opinión.

El señor del edificio que “mira al mar” afirma que se quedará en Panamá, que deja un país en paz. Empero, adujo que entregará la banda presidencial al edecán del Palacio de las Garzas, antes de la medianoche del último día de su mandato. Pregunta: Si todo está bien, ¿por qué no va a la ceremonia de investidura y le pone el emblema al nuevo mandatario?

Igual que Mayer, hay otros esperando con ansias el 1 de julio. Solo basta recordar los otrora dueños de Campos de Pesé, WISA, GESE, ATTENZA, Mossack & Fonseca, etcétera. También, muchos ex funcionarios del pasado Gobierno de Ricardo Martinelli, que fueron injustamente detenidos por la “Gestapo” varelista, sueñan con esa fecha. Es cuando la moneda da vueltas y muestra la otra cara, la de la justicia verdadera.

Ya estamos preparados para ver todo el show del cambio de gobierno. Sobre todo, no perderse el mágico momento en que salga el avión fletado rumbo a Hong Kong, junto a los manzanillos regordetes de disfrutar por cinco años, las arcas del Estado. Como dice el sabio dicho: Todo tiene su final, porque a cada cochinito le llega su San Martín.

Larga vida y prosperidad para todos. Saludos, amigas y amigos...

.

Contenido Premium: 
0
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content