Se encuentra usted aquí

Block title
Block content

La salud de Martinelli

La situación de salud, clínicamente comprobada, por la que atraviesa el expresidente Ricardo Martinelli, es sumamente delicada y la responsabilidad de cualquier desenlace fatal, indudablemente recaería en las autoridades judiciales y administrativas, que insisten en hacer de oídos sordos a los requerimientos de la defensa de que se le otorgue una medida cautelar distinta a la detención preventiva.

Solo debemos recordar el reciente episodio de una funcionario quien falleció, en medio de una actividad festiva en el Órgano Judicial, precisamente por una situación de ‘muerte súbita’, posiblemente no diagnosticada.

Publicidad

En el caso de Martinelli, se ha documentado todos sus padecimientos, por lo que sin suspicacias, se hace necesario verificar su situación procesal y darle los elementos e insumos necesarios para que no colapse.

Incluso, para evitar suspicacias ciudadanas, las autoridades judiciales deben ser flexibles, toda vez que si el expresidente fallece en manos del Órgano Judicial, nadie en Panamá dudaría que se buscó intencionalmente acabar con su vida.

Desde que llegó a suelo panameño, las multitudinarias muestras de cariño no se hicieron esperar, en una demostración palpable que mantiene su liderazgo prácticamente intacto, a pesar de los embates políticos en su contra.

Fiel a su estilo extrovertido, alegre y sencillo, las esposas y grilletes no detuvieron los efusivos gestos de saludo que lanzó, desde que salio del centro de detención de Miami, rumbo a Panamá.

Pero nos llamemos a engaño. Su salud está comprometida y requiere cuidados y atención, no queremos pensar en la explosión social que se puede dar en Panamá, si algo le pasa a Martinelli, estando bajo custodia oficial.

.

Block title
Block content
Block title
Block title
Block content
Block title