Se encuentra usted aquí

Block title
Block content

Una foto con Bergoglio

La JMJ es uno de los eventos más importantes de la Iglesia Católica, que se organiza cada tres años y que por primera vez se celebra en Centroamérica.

Por: Yorlenne Morales -

El abogado, político y exdiplomático Mario Boyd Galindo es uno de los pocos panameños que tuvo el honor de conocer al papa Francisco cuando este era el arzobispo y cardenal en Buenos Aires, Jorge Mario Bergoglio.

Boyd Galindo dijo a “Crítica” que el encuentro se dio en el 2012, cuando era embajador de Panamá en Argentina. De esa ocasión guarda un gran recuerdo: ¡una foto juntos que les tomó una monjita argentina!

Todo empieza con una visita que me hizo el cardenal cubano Jaime Ortega –con quien me une una amistad de años- y se hospeda en mi residencia en Panamá, expresó el entrevistado.

Publicidad

El cardenal Ortega le dijo: “Embajador, yo soy amigo de Jorge Mario Bergoglio, el cardenal de Buenos Aires, y ahora que usted va allá de embajador, yo lo voy a llamar para que por lo menos cuando llega a Buenos Aires no se encuentre tan solo y empiece con un amigo.

Jaime Ortega se va de vuelta a La Habana y me llama al teléfono y me dice: señor embajador, acabo de hablar con el cardenal Bergoglio y está esperándolo, así que espero que cuando llegue lo llame, explicó Mario Boyd.

El entonces arzobispo de Buenos Aires primero me dio una cita y yo lo fui a visitar, pues estaba muy contento de poder conocer al cardenal Jorge Mario Bergoglio, un jesuita que ya era muy querido en Argentina, porque es una persona sencilla, humilde, inteligente, preparada y también una persona austera… él caminaba por las calles de Buenos Aires, le gustaba montarse en los buses, ir a visitar los barrios, un gran pastor.

El exembajador recordó que cuando conversaron sobre el proyecto del cardenal Jaime Ortega donde le daban de comer a unas 4,000 personas diarias y yo consideraba que se podía hacer de esto un gran proyecto y desarrollarse en otros lados… hablamos mucho de proyectos sociales en los que la Iglesia se involucrara.

¿No es común que un embajador mantenga contacto con un arzobispo?

Usualmente los embajadores no se reúnen con el arzobispo y el cardenal, salvo casos excepcionales. Los embajadores se reúnen es con el nuncio apostólico, que es el decano del cuerpo diplomático, no con el cardenal o con el arzobispo.

¿Cómo logró la foto esa suya con el entonces cardenal de Buenos Aires?

Tiene un cuento simpatiquísimo, después que terminamos, yo le dije: su eminencia, ¿podría tomarme una foto con usted? y él me dijo: embajador, lastimosamente yo no tengo fotógrafo aquí.

Entonces yo le dije: no se preocupe que yo tengo una camarita aquí, la cargo en el bolsillo… entonces él me dijo: vamos a llamar a una de las monjitas y usted le enseña cómo manejar la cámara y ella nos toma la foto.

¿Qué impresión le dejó en ese entonces?

Me dio la impresión de ser un hombre muy culto, un hombre inteligente, de trato humilde, sencillo, era muy humilde en el trato. Es una persona que en su trato tiene una manera que hace sentir cómodo.

¿Hubo otros contactos posteriores a esa reunión?

No. Luego de eso solo me enteré de su designación como el nuevo papa Francisco, me dio mucha alegría haberlo conocido.

.

Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title