Se encuentra usted aquí

Block title
Block content
Block title
Block content

Martinelli anuncia demanda por $10 millones

Por: Jorge Luis Barría / Crítica Impreso -

El exmandatario de Panamá, Ricardo Martinelli, demandará civilmente por $10 millones al fiscal Aurelio Vásquez, por señalarlo ante los medios de comunicación como “responsable de los pinchazos”, violando su presunción de inocencia.

La defensa de Martinelli también pidió al Tribunal de Juicio que se compulsara copia a las autoridades competentes para iniciar las investigaciones contra los fiscales Marcelino Aguilar y Ricardo Muñoz, así como contra el jefe del Consejo de Seguridad Nacional, Rolando López, por no dejar que el testigo y jefe de Informática del Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses (Imelcf), Luis Rivera Calles, realizara su trabajo como perito.

Publicidad

El abogado Sidney Sittón dijo que al terminar el contrainterrogatorio al primer testigo se concluye lo siguiente: 1- desde el primer día se sabía que investigaba a Ricardo Martinelli sin ser competente por ser miembro del Parlacen (nulidad de pleno Derecho); 2- El director de Informática del Imelcf no reconoce la integridad, originalidad y mismidad de evidencia.

Rivera Calles fue abordado ayer en cuanto a la falta de solicitud de un peritaje profundo por parte del Ministerio Público al momento del análisis del correo electrónico [email protected] (del cabo Ismael Pittí).

El testigo dejó claro que en ningún momento se le pidió que realizara un peritaje al correo para determinar dónde y por quién fue creado, su fecha, las veces que fue utilizado, desde qué plataforma y su última vez.

Según contó el testigo, al momento que se le brindó la información- que fueron de 10 a 15 días después de la diligencia- el fiscal Marcelino Aguilar, ni el fiscal Ricardo Muñoz le pidieron que realizara un peritaje en el correo, solo que volcara la información que ellos querían.

Situación similar ocurrió en la Corte Suprema de Justicia, donde estuvo en una de las oficinas de investigación en la que el magistrado Harry Díaz- quien actuó como fiscal cuando el caso estuvo en la CSJ-, ni la fiscal Elizabeth Carrión-quien actualmente está en el proceso- le hicieron dicha petición, con el fin de averiguar datos concretos de las personas que aparecen en los correos.

“De ser analizado los correos se hubiese conocido la hora, fecha, lugar del envío y los destinatarios”, destacó Rivera Calles, quien además resaltó que al momento de la revisión de audios y videos, tampoco se contó con la diligencia para sustraer el historial de los correos y las pruebas.

En tanto, el fiscal Aurelio Vásquez en el reinterrogatorio sacó a colación el correo que la periodista Siria Miranda le envió al pinchador [email protected] El agente de instrucción le preguntó a Rivera Calles sobre la fecha del documento impreso, y él dijo no recordar.

Al no recordar la fecha, el fiscal utilizó la técnica para refrescar memoria y le enseñó el documento a Rivera, quien destacó que en efecto el correo fue impreso el 5 de agosto de 2014, nueve días antes de la diligencia del 14 de agosto de 2014.

“La fiscalía se mató con su propia prueba”, dijo Sittón al destacar que el MP manejó con muchas inconsistencias el proceso, al primero imprimir los correos sin una diligencia y posteriormente emitir la diligencia. “La fiscalía trajo la prueba, la mostró, la exhibió y nos dio la oportunidad de insistir en un detalle que habíamos pasado por desapercibido”, acotó el abogado.

.

Contenido Premium: 
0
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content