Se encuentra usted aquí

Block title
Block content
Block title
Block content

Francisco: Panamá, nación de gente noble

Por: Guadalupe Castillero Enviada Especial -

Francisco se derramó en elogios hacia Panamá. En ese país “sentí un sentimiento nuevo, yo conozco América Latina, pero no Panamá… Panamá es una nación noble. Yo encontré nobleza” y el orgullo de sus padres hacia sus hijos, exclamó.

En una conferencia a bordo del vuelo AV788 que lo llevó de vuelta a Roma y en el que habló 45 minutos frente a 67 periodistas de todo el mundo, el papa destacó que en Panamá hay una cosa que en Europa no vemos: ¿cuál? El orgullo de los panameños: alzar a los hijos y decir esta es mi victoria, mi futuro, mi orgullo”.

Publicidad

Frente al invierno demográfico que vive Europa, en Italia, bajo cero, nos debe hacer pensar y preguntar ¿cuál es mi orgullo? ¿El turismo, la villa, el cachorro, o alzar un hijo?, expresó el guía de los católicos.

Una banderita para la Virgen

Tras aterrizar en Roma, el papa Francisco acudió a la basílica de Santa María la Mayor para rezar ante la Virgen y agradecerle el éxito de su viaje y dejó un regalo de Panamá: un ramo de flores y una bandera de Panamá a los pies de la Virgen. 

Asustado con Venezuela

En otros temas, el sucesor de Pedro expresó que le asusta “el derramamiento de sangre” en Venezuela y exhortó a llegar a una solución justa y pacífica a la crisis política y humanitaria que azota al país.

“¿Qué es lo que me asusta? El derramamiento de sangre. Y ahí también pido grandeza para ayudar a los que pueden ayudar a resolver el problema”, dijo el santo padre tras la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ).

“El problema de la violencia a mí me aterra. Después de todo el esfuerzo hecho en Colombia, lo que pasó en la escuela de cadetes el otro día fue terrorífico. No es solución la sangre. Por eso tengo que ser…no me gusta la palabra ‘equilibrado’. Tengo que ser pastor de todos, a ver. Y si necesitan ayuda, de común acuerdo, la pidan. Eso creo”, al responder una pregunta sobre lo que dijo respecto a Venezuela el domingo tras alentar a buscar “una solución justa y pacífica”.

Durante el vuelo que este lunes lo llevó de regreso a Roma, se le preguntó si reconoce a Juan Guaidó, que el 23 de enero se proclamó presidente encargado de Venezuela.

El pontífice dijo: “Yo apoyo en este momento a todo el pueblo venezolano, porque es un pueblo que está sufriendo incluso los que están de una parte y de otra. Todo el pueblo sufre. Y si yo entrara a decir, ‘háganles caso a estos países, háganles caso a estos otros que dicen esto’, me metería en un rol que no conozco. Sería una imprudencia pastoral de mi parte y haría daño”.

Francisco dijo que su misión en la JMJ fue la de confirmar en la fe, pero no con mandatos fríos, o preceptivos, sino “dejándome tocar el corazón y respondiendo lo que ahí venía. Yo no concibo, porque en mí lo vivo así, me cuesta pensar que alguien pueda cumplir una misión solo con la cabeza, para cumplir una misión hay que sentir y eso golpea”.

Como ejemplo, el papa relata que en el aeropuerto despidiéndose del presidente Juan Carlos Varela trajeron a un chico, de 5 años, un negrito simpático, azabache. Lo encontraron pasando la frontera de Colombia. La madre muerta, quedó solo. Es de África, pero no sabemos de qué país, porque no habla ni inglés ni portugués ni francés…, bueno habla la lengua tribal. Ese es el drama de un abandonado por la vida. Eso te abofetea, y eso hace que la misión empiece a tener color”.

El papa alega que la misión siempre te involucra o al menos a mí me involucra… me sale de adentro. Les digo siempre a los jóvenes: ustedes lo que tienen que hacer en la vida lo tienen que hacer caminando y con los tres lenguajes: el de la cabeza, el del corazón y el de la mano. Y los tres lenguajes armónicos. De tal manera que piensan lo que sienten y lo que hagan, sientan lo que piensan y lo que hacen, hagan lo que sientan y piensan.

¿La JMJ panameña llenó sus expectativas?, le preguntó Edwin Cabrera.

Sí, evidentemente. El termómetro de si un viaje llena las expectativas es el cansancio. Y estoy “refiltrado”, respondió.

"Sexo no es cuco"

El santo padre también se pronunció a favor de impartir educación sexual objetiva, sin colonizaciones ideológicas en las escuelas, porque el sexo es un don de Dios para amar, no es el cuco. Que algunos lo usan para ganar plata, para explotar a otros, es otro problema. Sin meterme en el problema político en Panamá: tiene que haber educación sexual en los chicos, y lo ideal es que empiecen en la casa, con los padres, y si no saben cómo hacerlo, entonces es la escuela que suple eso, porque si no, se crea un vacío que lo va a llenar cualquier ideología.

En otro aspecto, Francisco llamó a los pastores y laicos a vivir con pasión, porque si no, la gente se siente abandonada, o con cierto sentido de desprecio, se siente huérfana. También hay católico hipócritas que van todos los domingos a misa, pero no pagan lo que corresponde, pagan en negro, explotan a la gente, y después se van al Caribe…, no solo a los papeles, sino de vacaciones, con la explotación de la gente. “Yo soy católico, voy todos los domingos a misa, pero”… si tú haces esto, tú das un contratestimonio. Y esto, según mi opinión, es lo que más aleja a las personas de la Iglesia.

Cumbre antipederastia

El papa insistió en que el abuso sexual de menores es terrible. “Es un drama humano del que tenemos que tomar conciencia, por esto se espera una cumbre con obispos que para que las conferencias episcopales tomen conciencia del drama de un niño abusado y sepan qué se debe hacer, qué tiene que hacer el obispo, el arzobispo metropolitano, el presidente de la conferencia episcopal. Cuáles son los protocolos frente a estos casos para acompañar a las víctimas”, indicaba el papa durante el vuelo.

Celibato se mantiene

El papa argentino aseguró que nunca autorizará el celibato opcional porque es un don de la Iglesia, y no estoy de acuerdo con el celibato opcional”.

Sin embargo, Jorge Mario Bergoglio dejó en cambio la puerta abierta para la ordenación de hombres maduros casados, tal y como ocurría en épocas pasadas de la Iglesia, pero aclaró que podrían ser ordenados solo en sitios muy lejanos del Vaticano, como en la Amazonia, donde existe una gran escasez de sacerdotes.

.

Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content