Se encuentra usted aquí

Block title
Block content

Espías de la Presidencia manejan lo de Martinelli

El Ejecutivo responsabilizó a la Corte Suprema de Justicia de las instrucciones a las instituciones responsables de los aspectos del proceso

Redacción / Crítica

El Grupo de espionaje presidencial, a cargo del militar Rolando López Pérez, traspasó funciones propias de la Cancillería y del Sistema Penitenciario en todo lo relacionado al manejo del exmandatario Ricardo Martinelli.

El hasta hace poco subdirector del Consejo de Seguridad y ahora subjefe de la Policía, el militar Jacinto Gómez Cisneros, fue el que recibió a Martinelli cuando llegó extraditado a Panamá, a pesar de que ese era un trámite que correspondía a Cancillería.

Gómez, egresado de la Escuela de suboficiales Benjamín Ruiz, una de las últimas creaciones del régimen del general Manuel Antonio Noriega, también fue el oficial que estuvo coordinando a un pelotón de policías –incluidos antimotines- que transportaban en camilla a Martinelli por las salas del hospital Santo Tomás y que golpearon a periodistas que cubrían esas incidencias.

Publicidad

LEE TAMBIEN: "El hospital Santo Tomás militarizado"

Respecto al comisionado David Ramos Villa, tras su jubilación como subdirector de la Policía, trabajaba en la inteligencia presidencial y ayer el Ministerio de Gobierno y Justicia lo nombró director encargado de El Renacer, donde se envió a Martinelli.

La Presidencia alegó que el Órgano Ejecutivo cumplió con su responsabilidad al ejecutar la solicitud que recibiera de la Corte Suprema de Justicia: el Ministerio de Relaciones Exteriores, con el trámite de solicitud de arresto y detención con fines extradición; el Ministerio de Seguridad, con los operativos de traslado en un caso de alto perfil que conlleva salvaguardar la integridad del detenido, y el Ministerio de Gobierno que cumplió los protocolos inherentes al Sistema Penitenciario.

El Ejecutivo responsabilizó a la Corte Suprema de Justicia de las instrucciones a las instituciones responsables de los aspectos del proceso, incluyendo salud, traslado y detención provisional, para asegurar el cumplimiento del mismo y las garantías.

El Gobierno instó  a la ciudadanía y las organizaciones a evitar la politización del proceso y a tener como único objetivo la construcción de un mejor país y rechazó los recientes cuestionamientos, que hacen referencia a la supuesta utilización de las Instituciones Estatales para vulnerar los derechos humanos de Martinelli.

.

Block title
Block content
Block title
Block title
Block content
Block title