Se encuentra usted aquí

Block title
Block content
Block title
Block content

Eliminan acusador en caso pinchazos y ordenan médico permanente para RM

Por: Jorge Luis Barría Crítica -

El Tribunal de Juicio del caso "pinchazos" decidió eliminar a Rosendo Rivera como acusador autónomo y ahora será otro querellante más. Además, se ordenó mantener un médico permanente en la audiencia para atender las crisis hipertensivas y arritmias que padece el exmandatario de Panamá, Ricardo Martinelli

El juez presidente del juicio Roberto Tejeira determinó que Rivera no podía fungir como acusador autónomo, toda vez que el escrito de acusación que presentó, tenía los mismos calificativos que hizo la Fiscalía, por tal razón no podía actuar como tal, sino como un querellante coadyuvante, adherido a la acusación del Ministerio Público.

El abogado Gustavo Pérez, en representación de Rosendo Rivera, no supo responder a las constantes preguntas que le realizaba Tejeira, quien le pedía aclarar el por qué consideraba que su escrito era autónomo y si presentaba algún elemento diferente al del Ministerio Público, pero el jurista respondió que no.

Publicidad

Tras lo expuesto por Pérez, el abogado defensor Sidney Sittón hizo énfasis en que desde el inicio de las audiencias le advirtió al exmagistrado de Garantías, Jerónimo Mejía, que Rivera no era un acusador autónomo.“ Yo lo dije más de 20 veces, si no me equivoco y consta en audios que ese querellante es – un mal llamado acusador autónomo”, acotó.

Sittón resaltó que en el documento de apertura a juicio oral que emitió la Corte Suprema de Justicia, no aparece el nombre de Rosendo Rivera, ni de su abogado como acusadores autónomos, por tal razón no debieron ser admitidos.

El juez Roberto Tejeira aclaró que el querellante coadyuvante podrá presentar algunos testigos diferente a los del Ministerio Público para ser interrogados durante el juicio oral.

Carlos Carrillo -del equipo de defensa- hizo mención en que por primera vez el sistema está poniendo en rieles el caso, haciendo relación a que en medio de la presentación de la teoría del caso a Ricardo Martinelli, se le había agregado un proceso político cuando lo que se debe debatir son las pruebas.

En la apertura del juicio oral, al exmandatario se le tuvo que tomar la presión en al menos cuatro ocasiones, dos de ellas por paramédicos del Sistema Único de Manejo de Emergencias 911 y las otras dos por paramédicos del Ministerio de Salud, lo que demoró por más de dos horas el inicio de la audiencia.

El juez Roberto Tejeira llamó a los paramédicos de ambas instituciones para la explicación del diagnóstico e indicaron que la presión del exmandatario era alta, la mantenía en 160/90, y un dolor de cabeza constante, que ponía en riesgo su salud, por lo que recomendaron el traslado a un hospital. Martinelli fue llevado en ambulancia al Hospital San Miguel Arcángel, donde lo estabilizaron.

Para preservar la salud de Ricardo Martinelli, el juez también pidió al Ministro de Salud un médico de planta durante todos los días que se vaya a llevar a cabo el juicio, por lo que se le asignó al doctor Eduardo Rodríguez, de El Renacer.

"Se trata del derecho a la salud que debemos respetar no solo al procesado si no a todo acusado que se someta a un juicio oral, para lo cual se toman todas las previsiones para garantizar su estado de salud", dijo el juez Tejeira.

El Fiscal Ricaurte González pidió al Tribunal valorar la opción de que el juicio continuara sin la presencia del acusado.

.

Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content