Se encuentra usted aquí

Block title
Block content
Block title
Block content

Bomberos entregan informe sobre tragedia del Costamare

"Las pruebas de hermeticidad se debe realizar en residencias, comercios, industrias, fondas, todo lo que tiene un sistema de cilindro o tanque. No importa el tamaño del cilindro se deben hacer las pruebas

Por: Humberto Cornejo Critica -

Después de una ardua investigación sobre la deflagración en el PH Costamare, ocurrido el pasado 31 de mayo, el Cuerpo de Bomberos de Panamá anunció que entregó el informe a la fiscalía de homicidios del Ministerio Público.

"Nosotros ya terminamos nuestras investigaciones y en el día de ayer (el lunes) entregamos el informe al Ministerio Público, ya les compete a ellos continuar con las mismas y establecer responsabilidades", dijo Juan De Arco, Subdirector del Cuerpo de Bomberos.

Publicidad
"Por el momento, se mantiene en reserva. Está en manos del Ministerio Público dar alguna información, porque hay una víctima", agregó.

También destacaron la importancia de la prueba de hermeticidad que se deben realizar en edificios, residencias, comercios y las administraciones tienen la obligación de buscar a los especialistas.

LEE TAMBIÉN: Cosca, nuevo vinculado por crimen en el Hotel El Panamá

"Las pruebas de hermeticidad se debe realizar en residencias, comercios, industrias, fondas, todo lo que tiene un sistema de cilindro o tanque. No importa el tamaño del cilindro se deben hacer las pruebas. Se Debe hacer cada tres años, pero si se siente un olor o una fuga debe conseguir a un técnico", manifestó Víctor Moreno.

"El tanque de gas debe estar ventilado, porque si ocurre una fuga o una mala instalación podremos sentir el odorizante", agregó.

En la deflagración de Costamare falleció un menor de 10 meses, mientras que su madre, Karina, y su hermano, Miguel Ignacio, están en recuperación en hospitales de Estados Unidos.

A Miguel Ignacio, de cinco años, ya se le realizaron las cirugías de trasplante de piel, en el Shriners Hospitals for Children. El niño presenta severas lesiones en los músculos de las pantorrillas, que han sido tratadas con antibióticos.

Mientras, que Karina, de 35 años, comenzó la etapa de recuperación, la que es sumamente lenta por lo que se harán reportes con menos frecuencia. En estos momentos ya come, logra comunicarse y hablar con sus familiares. Ha logrado los avances esperados en sus primeras cirugías, en el hospital de la Universidad de Texas.

.

Contenido Premium: 
0
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content