Se encuentra usted aquí

Block title
Block content
Block title
Block content

El Salvador entra en etapa de reflexión y prohíbe la propaganda electoral

La norma, que hace extensible el veto a los partidos políticos, candidatos, coaliciones, medios de comunicación, personas naturales o jurídicas, contempla sanciones de entre 1.142 y 5.714 dólares a quienes violen la prohibición.

Más de 23.300 agentes que forman el cuerpo de seguridad se encuentran listos para cuidar las elecciones y el escrutinio final. EFEArchivo

Por: San Salvador / EFE -

El Salvador entró este jueves la etapa de reflexión o "silencio electoral", que prohíbe la propaganda de los partidos y candidatos que aspiran a la Presidencia en los comicios del próximo domingo, cuyo incumplimiento acarrea sanciones que podrían superar los 5.500 dólares.

Desde las 00.00 hora local (6.00 GMT) de este jueves, queda prohibido "hacer propaganda por medio de la prensa, la radio, la televisión, mítines, manifestaciones, concentraciones, hojas volantes, vallas, aparatos parlantes, en lugares públicos", recoge el Código Electoral salvadoreño.

Publicidad
La norma, que hace extensible el veto a los partidos políticos, candidatos, coaliciones, medios de comunicación, personas naturales o jurídicas, contempla sanciones de entre 1.142 y 5.714 dólares a quienes violen la prohibición.

El "silencio electoral" es de obligado cumplimiento también en los centros de voto durante la jornada de los comicios, pero esta norma se incumple sistemáticamente en el país, según ha dicho en una entrevista con Efe el jefe de la Misión de Observación Electoral de la Unión Europea, Carlos Iturgaiz.

"Cuando entras en los centros de voto, sigue habiendo propaganda y cartelería, algo totalmente prohibido, además de esa presión hacia el ciudadano para que vote en un sentido o en otro y todo eso lo prohíbe la ley electoral, que no se cumple", explicó Iturgaiz.

No obstante, el europarlamentario, quien desempeñó el mismo cargo durante la MOE UE para las elecciones legislativas y municipales del pasado marzo, señaló que pese a que no se respeta la ley, desde la observación "nunca se dirá como hay que sancionar o si hay que hacerlo", sino que únicamente se brindan recomendaciones al respecto.

El Tribunal Supremo Electoral (TSE) recordó la noche previa a la entrada en vigor de la norma, que la prohibición abarca la difusión de "propaganda política, electoral y gubernamental" en prensa escrita, radio y televisión, o cualquier otro medio.

Dijo que esta medida pretende dar a los electores "el espacio necesario para la reflexión del ejercicio de su derecho al voto", por lo que "no deben mediar interferencias para la conformación de su decisión".

Pese a que el TSE recalcó que "queda terminantemente prohibido" difundir propaganda, no hizo mención de la redes sociales, plataformas en las que se viola la prohibición, de acuerdo con los analistas.

Sobre el control de la publicidad electoral en estos espacios en internet, el analista Eduardo Escobar ha dicho a Efe que existe una "incapacidad real" del TSE de mantener el silencio electoral.

"El silencio electoral obviamente se ve roto por las redes sociales y, más allá del vacío que pueda haber en la ley, ante lo que estamos es una incapacidad real de cualquier autoridad electoral de evitar este tipo de propaganda", sostuvo.

Hasta la fecha, se desconoce si el ente electoral ha establecido algún antecedente de sanción económica por violar la prohibición, tal y como contempla el Código Electoral.

Horas antes de entrar en vigencia este período, los partidos políticos apuraron los últimos mensajes en televisión, principalmente el gobernante Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) y la opositora Alianza Republicana Nacionalista (Arena), en busca de los votos de electores indecisos.

Según un estudio de la organización Acción Ciudadana, los partidos de los cuatro candidatos contendientes invirtieron más de 19,2 millones de dólares entre octubre y diciembre de 2018 en la campaña.

El partido que más dinero gastó en promover la imagen de su candidato en este lapso fue la Gran Alianza por la Unidad Nacional, con más 7 millones de dólares.

Por su parte, la Policía Nacional Civil (PNC) intensificó los operativos y controles de tráfico a tres días de las elecciones, para que los salvadoreños tengan en este lapso de silencio electoral un "ambiente de seguridad".

"La Policía ha incrementado su accionar a escala nacional con el objetivo de brindar seguridad a la ciudadanía antes, durante y después del proceso electoral" y para evitar las acciones de los grupos criminales, señaló la institución en un comunicado.

En los elecciones presidenciales del 3 febrero competirán Hugo Martínez, del gobernante FMLN; Carlos Calleja, con Arena; Nayib Bukele, por GANA, y Josué Alvarado, con el partido minoritario Vamos.

Las encuestas publicadas durante la campaña dan por ganador a Bukele, seguido de Calleja y Martínez.

Se trata de la sexta elección presidencial desde que finalizó la guerra civil (1980-1992), en la que se escogerá al sucesor de Salvador Sánchez Cerén, el primer excomandante guerrillero que ha gobernado el país y que dejará el Ejecutivo el próximo 1 de junio.

.

Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title
Block content