Se encuentra usted aquí

Block title
Block title
Block content

Un amor incierto

Por: -

Un amor incierto

En mi mente se amontonan cantidad de malos pensamientos sobre mi actual relación amorosa. Estoy enamorado de una mujer extranjera que solo sabe hablar de plata y lujos. Al principio no me daba cuenta porque estaba babeando por ese trasero de silicona y esas tetas de plástico. Ella es una hembra que está toda operada y lo sé porque soy el que ha costeado toda esa transformación. Ella tiene una hija y parecen dos extrañas porque no se parecen en nada de tantas operaciones. Ella es casi la mujer biónica, se puso dientes, se arregló la nariz, la quijada de burro que tenía y se achicó los pómulos.

Me seca todo

En la cama ella es una fiera, se me trepa encima y me seca todo. Es una manipuladora que juega con mis sentimientos hacia ella. Mi obsesión por ella es tan grande que solo pensar en ella hace que las bolas tintineen y que tenga una erección de inmediato. Antes de conocerla yo tenía problemas de erección porque tengo un miembro realmente grande, de hecho me era difícil conseguir hembras porque solo veían al cabezón y cerraban las piernas. Se negaban totalmente a dejarse empalar. Pero esta hembra sí es brava, se lo guarda todo y me queda corto para llenarla. Me pega unas remeneadas que hace que se me revienten los testículos.

Disfruto del sexo

Ella sí que es una hembra valiente, me la chupa por todo lo largo y hace una parada prolongada en las bolas. De verdad que es una virtuosa con esa boca de mamona que tiene. Creo que se la he agrandado con mi instrumento enorme. No sé si soy un fenómeno, pero cuando me corro me sale crema como si fuera un pozo de petróleo. Es una erupción de pura testosterona en varios potentes chorros. Ella lo goza y deja que la bañe en mis hormonas o me deja que la llene toda, queda por días liqueando, mi semen le escurre por las piernas y eso la pone a ella cachonda y a mí me entra la locura de montarla de nuevo. Esa es mi disyuntiva, disfruto del sexo con ella, pero me doy cuenta de que me está sangrando que, aunque estoy enamorado, ella solo quiere mi dinero y la vida de fiestas y lujos que le doy.

Publicidad

Respuesta

Todo en la vida tiene un costo y sus consecuencias. Ella quiere tu “money”, tú quieres su tota. Es un buen “deal”. Tú disfruta mientras dure porque todo lo que tiene un comienzo tiene un final. Chau.

.

Block title
Block content
Block title
Block content

Empieza y termina el día informado.

Regístrate para recibir nuestro Boletín del día.
critica
Block title
Block content
Block title
Block content
Block title